Playas de Río de Janeiro

Playas de Río de Janeiro

Las playas de Río de Janeiro

Los cruceros que llegan a Río de Janeiro vienen con turistas deseosos por difrutar de las playas más lindas de la ciudad y sus alrededores. Río de Janeiro es extensa y posee kilómetros de playas muy variadas que se reparten entre la bahía y el atlántico.

 

Río de janeiro tiene un emplazamiento magnífico entre la bahía de Guanabara y el océano Atlántico, selva, sierra y mar invitan a disfrutar de paisajes y actividades sorprendentes. A lo largo de todala costa Río ofrece diferentes playas que logran satisfacer los gustos de todo los turistas. Las playas de Río de Janeiro son para visitar en pareja, con la familia o con amigos. Playas tranquilas de suave oleaje, otras más bravas para hacer deportes y también están las más alejadas para quienes necesitan descansar del bullicio.

 

Cada una de las diferentes playas de Río de Janeiro son de gran interés turístico, las mejores son las oceánicas; las que dan a la Bahía están un poco más sucias por el tráfico marítimo y porque las corrientes son mucho menores y no ayudan a mantener las aguas limpias.

 

En el sur de la ciudad se encuentran las mejores playas de Río de Janeiro, son muy concurridas tanto por el público local como por los turistas. Las aguas en el sur de la ciudad son más agitadas sin llegar a ser peligrosas, salvo en resaca. También son un paraíso para los amantes del "surf" o el "body board".


Playas famosas

Copacabana, Ipanema y en menor medida Leblon, se encuentran una seguida de la otra y son las más famosas de la ciudad. Copacabana e sla más extensa con unos 4 kilómetros, más o menos lo mismo que Ipanema y Leblon juntas. A lo largo de las tres playas se pueden ver puestos de salvamento, estos puestos tienen una numeración y sirven de referencia para encontrarse con otras personas en sus proximidades.

 

Las tres playas de Río de Janeiro son kilométricas de gran calidad y mucha afluencia de gente. Después hay varias playas más en la zona oeste de Río de Janeiro, las mismas son bastante menos renombradas pero son de mucha calidad. Entre ellas podemos nombrar las playas de Prainha y Grumari.

 

A pocos kilómetros de la ciudad se encuentran algunos pueblos muy atractivos, de casas coloniales y playas más exclusivas. Uno de los sitios más lindos son Para Ti y Búzios. Enfrente de Río de Janeiro está Ilha Grande, la más grande todas las islas de Brasil, un paraíso natural. Ilhabela es otro de los destinos con playas lindísimas, es uno de los tantos destinos que recorren los cruceros a Río de Janeiro.