Ilha Grande

Ilha Grande

Impactante belleza en Ilha Grande

Ilha Grande queda a unos 180 km al sur de Río, en el municipio de Angra dos Reis, en el Estado de Río de Janeiro. Uno de los tantos destinos a los cuales podés llegar con los cruceros a Río de Janeiro. Esta isla frente a Río de Janeiro es famosa por su belleza natural que incluye playas tropicales, vegetación exuberante y paisajes escarpados.

 

Más que isla, este destino de los cruceros a Río es un santuario ecológico. Allí vas a poder disfrutar de la naturaleza, de las puestas de sol, las caminatas y los deportes acuáticos. Ilha Grande cuenta con al menos el 95 por ciento de los bosques originales. Toda la zona está compuesta por montañas, extensas áreas de vegetación, morros, ríos y grutas, además, en el fondo de sus aguas todavía se pueden encontrar vestigios de los atracos de los piratas que tiempo atrás habitaban la zona. hay excursiones fantásticas que ofrecen los cruceros para bucear hasta allí.

 

Este archipiélago al cual se puede legar en los cruceros a Río, es de casi 32 kilómetros de largo por 14 de ancho. La Vila de Abraao, un lugar de callecitas de tierra y una plaza central, es su capital y está ubicada a poco más de una hora de Angra dos Reis. Esta isla es muy atractiva turísticamente, son muchos los cruceros a Río de Janeiro que la tienen como punto obligado de visita. El lugar está casi enteramente cubierto por selva tropical, no admite el ingreso de autos, con lo cual todo lo que se ve es paisaje natural y animales: monos, pájaros, mariposas, delfines y tortugas marinas. Gran parte del territorio de Ilha Grande es considerado Reserva Natural, es un lugar muy cuidado y en el cual se deben respetar muchas normas para mantener el ambiente como corresponde.

 

Navegá en los cruceros por Río de Janeiro hasta Ilha Grande, la única preocupación que vas a tener es decidir en cuál de todas las playas doradas que se disponen a lo largo de su extensión pasar la tarde. Podés elegir las más cercanas como Praia da Julia, Praia do Canto, Praia da Bica, Praia de Abraaozinho o las más alejadas y agrestes como Lopes Mendes, Aventureiro, Caxadaco y Parnaioca.

 

Ilha Grande es un destino que ofrece una tranquilidad que hipnotiza, además presenta una variedad de establecimientos gastronómicos capaz de completar los siete días de la semana. La isla deslumbra a aquellos dispuestos a inmiscuirse en los profundos senderos que esconden sus selvas y asmbrarse con el espectáculo natural que regalan su flora y su fauna.

 

Ilha Grande es un destino ideal y muy atractivo dentro del recorrido de los cruceros por Río de Janeiro, un gran atractivo para los turistas más aventureros. Sin lugar a dudas convierte las vacaciones en un viaje a un paraíso de vacaciones imperdible e ideal para los amantes de la naturaleza.