Búzios

Búzios

Viví Búzios

Búzios es una de los tantos destinos que valen la pena visitar durante un viaje en crucero por Río de Janeiro. Esta antigua aldea de pescadores se ubica a tan solo 167 kilómetros de Río de Janeiro y adquirió su fama en la década del 60, cuando la modelo Brigitte Bardot la eligió para vacacionar junto a su novio brasileño de entonces.
Búzios se convirtió en uno de los balnearios más sofisticados de Brasil, un destino el cual sin perder el aire natural y bohemio recibe turistas de todas partes del mundo.

 

Una de las excursiones preferidas de los turistas que viajan en cruceros a Río es a Buzios, ya sea para pasar uno o dos días o para continuar el viaje por la Costa Verde Fluminense. En Búzios los pasajeros podrán elegir entre 23 playas para disfrutar de un largo día de sol, playa y actividades acuáticas. Hay playas de todos los estilos y para todos los gustos. Entre las más conocidas están: Ferradura, Ferradurinha, Geribá, Ossos, Azeda, Canto y Brava.

 

Buzios tiene playas paradisíacas, donde tenés la opción de elegir la que mejor se adapte a tus gustos y estilo. El clima es más suave, las aguas son claras y la vida marina muy rica, perfecto para los amantes del buceo.

 

Los cruceros a Río te ofrecen distintas propuestas y categorías de barco para que elijas tu crucero ideal hasta Búzios. Hay cruceros más o menos exclusivos, otros dedicados a la familia o a los que viajan en su luna de miel, y también con distintos precios y servicios. Todas las propuestas son grandes alternativas que logran cubrir hasta las expectativas de los turistas más exigentes.

 

Miles de turistas llegan cada año a disfrutar de las playas de Búzios, los restaurantes, bares y tiendas, sin embargo, el lugar aún mantiene la estructura y el estilo del antiguo pueblo de pescadores que alguna vez fue. En gran parte es ésta característica lo que lo hace tan atractivo y especial para los turistas internacionales.

 

Los cruceros a Búzios se encuentran a la altura de los hoteles más sofisticados, los barcos tienen ascensores, piscinas, casinos, restaurantes, negocios y shows en vivo que proponen vivir una aventura llena de disfrute sobre el nivel del mar. Durante los días de navegación vas a poder realizar diversos deportes, disfrutar de tomar sol en las piletas, hacer alguna actividad acuática, degustar la oferta gastronómica o bailar diversos ritmos hasta largas horas de noche.

 

Los cruceros a Río que visitan Búzios te invitan a vivir una experiencia maravillosa apta para todas las edades y gustos.